Canal de Comunicación con el Cliente I

Seguramente usted tiene más de un canal de comunicación con sus clientes. ¿Cómo están funcionando? ¿Los utiliza aprovechando al máximo las ventajas de cada uno?

Queremos contarle en varias entregas de nuestro boletín cuáles son los canales de comunicación con sus clientes y qué resultados puede esperar de ellos, cómo optimizar esos recursos de contacto para mejorar su servicio de atención.

Usted ya sabe que cuanto mejor sea el servicio que usted les brinda a sus clientes, mayor será su caudal de ventas.

Canales
Si usted tiene una empresa seguramente tiene una oficina y un teléfono. Si además está recibiendo este boletín, usted cuenta con una computadora conectada a Internet. A través de Internet usted puede utilizar el e-mail o la web.

Por otro lado, están los recursos como: correo postal, folletos, avisos publicitarios.

Como verá llevamos ya unos cuantos canales de contacto con sus clientes, pero debemos agregar uno más: sus empleados y proveedores. ¿Pensó cuántos clientes suyos pueden estar en contacto con ellos? ¿Se le ocurrió pensar que sus empleados y proveedores son canales de comunicación con sus clientes?
Pues bien, a veces las cosas están sobre nuestras narices y eso hace que sea tan difícil verlas!

Todos y cada uno de estos canales de comunicación tienen sus propias características. Y es conveniente conocerlas para sacar provecho de ellas.

Oficina
Cuando hablamos de las oficinas como canal de comunicación pensamos en aquellas áreas a las cuales tienen acceso sus clientes.

Si usted ofrece atención personal, seguramente cuenta con un espacio físico disponible para que sus clientes y sus empleados se encuentren, conversen y cierren una operación.

Además de brindar todas las comodidades para ello, usted tiene allí un canal privilegiado para comunicar a sus clientes sobre sus productos y/o servicios: desde folletos impresos hasta afiches o láminas en sus paredes que decoren el ambiente y ofrezcan información valiosa.

Siempre es mejor propiciar el intercambio en un ambiente tranquilo; si usted puede evitar que suenen los teléfonos mientras atiende a un cliente, hágalo. Derive las llamadas a otro empleado que esté desocupado en ese momento.

Reciba a sus clientes con sillas y un escritorio en el cual apoyar y desplegar material de catálogos, tarjetas personales, planillas para concretar la operación de venta, etcétera.

Facilite a sus empleados todos los materiales que debe proveer al cliente; no haga esperar a sus clientes mientras el empleado va y viene entre sus oficinas buscando papeles.

Disponga de una cartelera con toda la información que su empresa desea hacer conocer a los clientes. Un lugar como la sala de espera o lobby puede ser ideal para esto.

Comunique. No pierda ocasión de informar y comunicarse con los clientes.

La atención personal también es un recurso privilegiado para que su cliente se comunique con usted. Dé la oportunidad de que lo haga!

Coloque un buzón de sugerencias.

Su cliente podrá dejarle mensajes, sugerencias y/o contestar un breve cuestionario de intereses que a usted le serán de mucha utilidad.

A través de un buzón, usted podrá preguntar por sus servicios, sus productos, la atención que brinda, recibir quejas y por sobre todo “escuchar” lo que sus clientes quieren decirle.

Todos estos recursos que usted puede implementar en sus oficinas están al servicio de su marketing promocional y sus ventas.

No olvide que todas las empresas son empresas de servicio. Y el servicio está en los pequeños detalles.

Posted by Dane on March 13, 2005 | 0 Comments
In Uncategorized


Comments

O Comments. Add yours.

Comments are closed.